Centro histórico

Centro histórico

La mejor manera de sentir Burgos es pasear por su centro histórico, testimonio vivo de un pasado lleno de historias, leyendas y personajes ilustres. El Arco de Santa María, la Plaza Mayor, el Paseo del Espolón, la Casa del Cordón, los alrededores de la Catedral y la estatua del universal Cid Campeador formarán parte de este recorrido.

La ciudad de Burgos fue fundada en al año 884 por el conde Diego Rodríguez Porcelos. Comenzó su expansión a la sombra del castillo, entre el cerro de San Miguel y el curso del río Arlanzón. Su ubicación en un punto crucial en las comunicaciones, paso obligado para los peregrinos que se dirigían a Santiago, y la intensa actividad comercial, pronto le convirtieron en un próspero núcleo urbano que llegaría a ser la capital del reino de Castilla.

Proponemos iniciar el recorrido en el arco de Santa María, antigua puerta de la muralla remodelada por completo en el siglo XVI por Juan de Vallejo y Francisco de Colonia con motivo de la visita del emperador Carlos V. Se concibe como un arco triunfal, con organización de retablo. En sus hornacinas se disponen los personajes más importantes de la historia de Burgos y Castilla: los Jueces de Castilla (Nuño Rasura y Laín Calvo), los condes Diego Porcelos (fundador de la ciudad) y Fernán González (primer conde de Castilla), el Cid, así como la figura del propio monarca.

Tras cruzar el arco de Santa María hacia la plaza de San Fernando, nos encontramos con la Catedral y la puerta del Sarmental. Paseando por sus alrededores hacia la plaza de Santa María, contemplaremos su imponente fachada principal y sus características agujas. Una amplia escalinata nos conduce desde allí hacia la iglesia de San Nicolás. Destaca sobre todo el monumental retablo mayor realizado en piedra a principios del siglo XVI.

La calle Fernán González nos conduce, flanqueados por el Palacio de Castilfalé, a la izquierda, y la puerta de la Coronería de la catedral, a la derecha, a las Llanas. Allí se concentró desde el siglo XIII la exposición y venta de los productos cerealísticos consumidos en la ciudad. Desde la Llana de Afuera, por calles que mantienen su primitivo encanto medieval, alcanzaremos la Plaza Mayor. Es el centro neurálgico de la ciudad, conocida como la plaza del Mercado Menor, debido a las actividades comerciales que allí se desarrollaban.

En la Plaza Mayor y bajo la Casa Consistorial, obras ambas del siglo XVIII, un paso porticado comunica con el paseo del Espolón, el escaparate mayor de la ciudad moderna. El Espolón pasó a ser el centro de la ciudad decimonónica, un espacio para el lucimiento y el ocio de la burguesía. Bajo una hilera de plátanos de sombra entrelazados, sigue siendo hoy el paseo preferido de los burgaleses. Merece la pena recorrer todo su trayecto disfrutando de la singularidad de sus jardines, así como de los edificios históricos que se levantan en él. En un extremo el arco de Santa María y en el otro el Palacio de la Diputación y el Teatro Principal, edificios ambos de corte isabelino. Este último abre su fachada principal a la plaza del Mío Cid, donde se alza la estatua ecuestre del legendario Cid Campeador.

Cercana a la plaza del Mío Cid se encuentra la Casa del Cordón de finales del siglo XV. Es la más importante manifestación de arquitectura civil anterior al siglo XVI. Construida por Simón de Colonia por encargo de los Condestables de Castilla don Pedro Fernández de Velasco y su esposa doña Mencía de Mendoza. Debe su nombre al cordón franciscano que adorna su fachada principal. Sirvió de lugar de alojamiento de reyes e infantes. En ella recibieron los Reyes Católicos a Cristóbal Colón después de su segundo viaje a América y aquí falleció Felipe el Hermoso en 1506 después de enfermar súbitamente.

En la Casa del Cordón finalizamos este recorrido por el legado milenario que gentes anónimas o ilustres personajes han dejado en la ciudad de Burgos. Un legado tan especial y destacado que llevó a la UNESCO, en 2014, a ampliar la zona de protección de la Catedral de Burgos como Patrimonio de la Humanidad al centro histórico.

Si quieres conocer más de  Burgos y su casco histórico con Guías Turísticos. Descubrir Burgos , Guías Oficiales de Turismo, consúltanos aquí.

INFORMACIÓN Y RESERVAS